Reflexiones

La vida son momentos, y momentos como los que viví este fin de semana son completamente indescriptibles, de los que le hacen a uno sentirse vivo. Exactamente habían pasado 5 meses y 29 días desde la última vez que había cogido la moto (última carrera de Jerez el 30 de Octubre), se dice pronto si,... View Article

La vida son momentos, y momentos como los que viví este fin de semana son completamente indescriptibles, de los que le hacen a uno sentirse vivo.

Exactamente habían pasado 5 meses y 29 días desde la última vez que había cogido la moto (última carrera de Jerez el 30 de Octubre), se dice pronto si, pero exactamente son 5 meses y 29 días sin hacer nada de deporte, nada de entrenamiento, nada de pit-bike, nada de bicicleta, ni nada parecido.

Había desconectado por completo de este mundo que tanto me apasiona por varios motivos; al principio y como siempre una vez que se acaba la temporada porque toca, luego porque llega el invierno, después porque el día a día y el trabajo en especial te come, o por lo menos a mi, más tarde por una mudanza, y para terminar, y sobre todo en esta ocasión, porque me surgió un contratiempo que no esperaba, un revés de los que te hacen replantearte todo.

Es evidente que los médicos siempre se ponen en lo peor y guardan la ropa como se suele decir, pero con lo que no cuentan es con las ganas, la motivación y el deseo de las personas por hacer algo que les motiva, así como por la capacidad de superación de las personas. Esta claro que a veces tenemos limitaciones, o ciertos problemas te los pueden crear, pero con ganas de superar esos problemas y con la fe en que uno siempre puede, se es capaz de superar muchas barreras. Hay que intentarlo y nunca hay que darse por vencido, sobre todo cuando uno cree en algo.

No hace falta decir que me habían dicho que las motos se acababan, que tenía que hacer una vida más tranquila y que fuese buscando otras aficiones o hobbies. Es cierto que ese día se te cae el mundo encima, alguna lágrima de impotencia y rabia también se cae, te dicen tienes que dejar de hacer lo que más te gusta, lo que te motiva todas las mañanas para ir a trabajar porque sabes que en un mes, 3 semanas o el tiempo que sea tienes una carrera y cuando te dicen eso piensas: ¿y ahora qué?

En mi caso empiezo a darle vueltas, y por mucho que me digan, por muchos contras que tenga la situación, por muchos años que tenga uno (camino de 47), por muchos consejos que te den, por muchas limitaciones que te cree ese problema, uno tiene que guiarse por su instinto, o simplemente por intentar seguir teniendo los momentos que a uno le hacen ser feliz. Y esta claro que a mi el sentirme piloto, como si fuera un piloto de verdad, de los que vemos por la tele; y que tanto, mi equipo al completo GVStratos, como mis compañeros de equipo, como mi chica que es mi primera seguidora, consiguen que así sea. Esto me da tal felicidad, que hace que todos los problemas se vuelvan pequeños, y tenga una sonrisa de oreja a oreja durante mucho tiempo cada vez que paso un fin de semana de competición con ellos, me recarga las pilas de tal manera que hasta me rejuvenece.

Precisamente este fin de semana contándoselo a un amigo que me ha dado este mundo de las motos, me contó su historia, una historia muy parecida a la mía, y con una decisión, su decisión, idéntica a la mía, así como a la de otro compañero de este mundillo que esta en las mismas. No sé si será porque somos los tres de la misma generación, pero como lo afrontó es digno de admirar, y por supuesto lo supero y ahí sigue, dando guerra a los jóvenes cuando está encima de la moto y a mi también el muy c… Un abrazo V… y otro para ti A…

Todo esto me hace reflexionar y decir en voz alta lo que muchos sabemos, LA VIDA SON MOMENTOS, y esos momentos hay que disfrutarlos y compartirlos, nunca sabemos que nos deparará la vida a la vuelta de la esquina, pero por si acaso hay que disfrutarla, con cabeza, sin hacer el loco, siendo consciente de las limitaciones que nos van saliendo, sin perjudicar a nadie y siendo buena persona, pero hay que disfrutar, disfrutar y disfrutar de las cosas que nos llenan de felicidad y nos gustan, y por supuesto y si podemos compartirlo con los que nos quieren y se alegran por nosotros ¿mañana? pues ya veremos.

CRÓNICA: Pesé a caerme el viernes, estar dolorido todo el finde debido al golpe y las agujetas debido a la inactividad no pudiendo dar más de 6-7 vueltas en los entrenos, y a que se me averió la moto en la primera vuelta de la carrera teniendo que ir hasta el pit-lane empujándola para que me la consiguiesen arreglar y así salir a pista aunque fueran solo 5 vueltas para intentar desquitarme un poco y mejorar mi mejor tiempo. FIN DE SEMANA ESPECTACULAR.

En Jerez más y mejor.

Para terminar, pedir disculpas por el tocho, y dar las gracias a los que me hacen sentir así: Raquel, GVStratos al completo, Organización CopaR6 y CIV, Kike, Nuno, Raúl, Asier, Clay, Aaron y respectivos acompañantes. Y como siempre a las empresas que me ayudan JJSEGUROS Y GRÚAS FERNÁNDEZ.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: