Fin de semana aciago

Pues si, no se podría describir de otra manera, ha sido un fin de semana desastroso al que acudía con más ilusión que nunca y convencido de que podía hacerlo bien en un campeonato en el que además, confiába en poder luchar hasta el final por título, pero una serie de circunstancias han hecho que... View Article

Pues si, no se podría describir de otra manera, ha sido un fin de semana desastroso al que acudía con más ilusión que nunca y convencido de que podía hacerlo bien en un campeonato en el que además, confiába en poder luchar hasta el final por título, pero una serie de circunstancias han hecho que la primera prueba del año acabase de la peor manera posible y haya truncado de golpe muchas de nuestras opciones.

El sábado en los entrenamientos libres no empezaba mal del todo, pese al día tan revuelto que hizo, al fin y al cabo la lluvia nos respeto y no hizo presencia en todo el día. Hice sólo tres tandas al no tener ruedas para poder hacer todo el fin de semana con garantías, así que salí con la única intención de ver que todo funcionaba correctamente y que seguía teniendo ritmo, de hecho salí muy satisfecho, puesto que pese al estado de los neumáticos con los que estuve rodando y a tener que cortar en la zona de hípica por el tema de ruidos hice unos tiempos muy buenos que me hacían tener muy buenas sensaciones para la carrera del domingo.

Una vez acabado el día solo quedaba rezar, el problema podía venir por la climatología, todas las páginas del tiempo daban un porcentaje muy alto de probabilidad de lluvia, pero yo me resistía y confiaba en que al final no lloviese. Según me levante lo primero que hice fue subir la persiana para ver el cielo, mal presagio, nubes y más nubes y el suelo empapado. Salí para el circuito esperando que escampase un poco y que con el paso de las horas, y siempre y cuando no lloviese más, la pista se secase. Esto no fue así, pero al fin y al cabo llueve para todos, por lo que había que aceptar la situación y esperar que saliese airoso de la lotería de las caídas, sobre todo porque el Jarama no es el circuito más propicio para una carrera en agua.DSC03455

Salgo a la primera tanda cronometrada, doy la vuelta de lanzamiento y una vez pasada la línea de meta para coger mi primer tiempo no aguanto en pie ni la primera vuelta, según iba tumbado en la zona de hípica y sin hacer ningún extraño, ni frenada, ni aceleración, ni nada, zas… al suelo sin ningún tipo de aviso, había pillado aceite la pista y fui al suelo sin más, por suerte la moto no se hizo prácticamente nada y yo tampoco, pero perdemos el entreno completo.

Segundo crono: salgo para coger confianza y ver que la caída anterior no había sido por ningún fallo mío, ni problema de la moto. Empiezo a dar vueltas, llovía más que en toda la mañana haciéndose charcos en muchas zonas del circuito, aún así voy cogiendo confianza y bajando más de un segundo vuelta tras vuelta, aunque una vez que había dado 6 vueltas decido entrar porque cada vez llovía más y era innecesario arriesgar, ya que los tiempos buenos eran los del primer crono en el que la pista había estado en mejores condiciones.

DSC_0473Carrera: debido a lo contado anteriormente salía retrasado, en novena posición, pero no me importaba, sabía que en carrera mejoraría y la salida no iba a ser tan importante. Hago una buena salida, aunque no arriesgo a final de recta y al final paso 6º en la primera curva, según vamos avanzando veo que me voy acercando a lo de delante y adelantando hasta ponerme 4º en subida hacia la doble de derechas (curva de Monza), pero al salir abriendo gas…, latigazo y vuelo espectacular por encima de la moto, pese al porrazo que me doy, me levanto y parece que estoy entero, me voy a por la moto y veo que más o menos esta todo en su sitio, la levanto, le doy al botón de arranque y veo que funciona, total que rápido vuelvo a salir a pista. Mi mente en esos momentos lo único que pensaba era que tenía que acabar y puntuar, aunque fuese en posiciones retrasadas si quería tener opciones al campeonato, porque en un campeonato en el que se celebran sólo 4 pruebas no se debe hacer ningún cero si se quieren tener opciones.

Según salgo a pista noto un ruido raro en la moto, pero como veo que en un principio avanza bien, sigo tirando pensando que era el guardabarros delantero que rozaba con la rueda. Consigo dar una vuelta, aunque el ruido no desparecía, de hecho me levanto de la moto para mirar la aleta por si iba a más, pero no veía bien por la cantidad de agua que caía en esos momentos, así que decido seguir cuando en mitad de la recta empieza a fallar y seguidamente noto un sonido fuerte y rápidamente los jueces me hacen señas que pare. Según miro para atrás veo una auténtica humareda blanca, lo que me hace pensar en lo peor. Cuando consigo dejar la moto apoyada en un vial donde no molestásemos la miro detenidamente y me doy cuenta que en la caída había arrancado el taco protector, la tapa de carbono que cubre el encendido y la tapa de este tenía un agujero enorme, eso había hecho que fuese perdiendo aceite hasta que el motor dijo basta.

Ya poco puedo hacer, pero realmente estoy hundido. Este es un año que afrontaba con muchísima ilusión y confianza para poder luchar por el título después del subcampeonato conseguido el año pasado. Me encontraba fuerte y por primera vez en los 5 años que llevo compitiendo tenía una moto realmente competitiva y a la altura de los pilotos punteros que me transmitía muy buenas sensaciones, pero la lluvia, y mis ganas de acabar la carrera han hecho que todo se haya ido al traste en un abrir y cerrar de ojos.

Para terminar, primero quiero dar la enhorabuena a los pilotos que han conseguido acabar en unas condiciones tan adversas y ánimo a los caídos, y sobre todo, dar las gracias a todos los que habéis ido a verme, y que no son pocos, familia y amigos especialmente aunque el final no haya sido el deseado. Por último a mis colaboradores AGSportline, Lorenzo Competición Guadalajara, Grúas Fernández, GV Racing, JK Competición, Box 71, Getafe Sport Biker y Michelin que sin ellos sería imposible competir.

Desde FRT esperamos que la moto no tenga mucho y podamos estar en la próxima cita el 14 de Junio para intentar resarcirnos de este fin de semana tan negro para nuestro equipo y piloto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *