Doblete de carreras en un fin de semana con podium en ambas.

Este fin de semana pasado por primera vez corría dos carreras en un mismo fin de semana. La buena experiencia que tuve corriendo el Open Easyrace hace un mes en Jerez (llevándome el reloj de la SuperPole) me animó a apuntarme a la siguiente cita que se disputaba este fin de semana junto al campeonato... View Article

Este fin de semana pasado por primera vez corría dos carreras en un mismo fin de semana. La buena experiencia que tuve corriendo el Open Easyrace hace un mes en Jerez (llevándome el reloj de la SuperPole) me animó a apuntarme a la siguiente cita que se disputaba este fin de semana junto al campeonato que corró habitualmente, el Campeonato Interautonómico de Velocidad (CIV). Era un desafío, ya que al ir sólo a las carreras, sin mecánico, ni equipo detrás cualquier incidencia que tuviera hacía complicada mi participación y buen hacer, en cualquiera de las pruebas debido al poco tiempo existente entre los entrenamientos cronometrados de un campeonato y otro. Además, el viernes decidí hacer el mantenimiento a las suspensiones de mi moto, ya les tocaba, con lo que me tocaba desmontar, montar y poner todo apunto para los cronometrados del sábado. De hecho, me tiré toda la tarde con dicha tarea, incluso tuve que pedir ayuda a mis amigos de GVRacing para poder montar el amortiguador trasero, puesto que como dice el refrán: zapatero a tus zapato.

Aún así conseguí, como ahora os contaré como, hacer todos los entrenamientos y ambas carreras con unos resultados más que aceptables.

Viernes, entrenamientos libres: mi intención era hacer las dos primeras tandas para volver a coger el aire a un circuito al que este año solo había acudido en la primera carrera y que se desarrolló medio en agua, medio en seco por lo que no tenía las referencias de otros años. Ya por la tarde, desmontar las suspensiones para que me hicieran el mantenimiento en los talleres que se desplazan a los circuitos en las carreras del CIV, gracias a la ayuda de Michelin que subvenciona gran parte del desembolso que hace falta.

Sábado, entrenamientos cronometrados: Después de la aventura del viernes por la tarde en la que estuve liado haciendo de mecánico empezaba lo bueno. El primer entrenamiento correspondía al libre del Campeonato Open Easyrace que me iba a servir para poner las suspensiones a punto, puesto que una vez montadas y aunque se ponían con los mismos reglajes, la diferencia de viscosidad de los aceites, el gran calor que hacía, y que todo no queda exactamente igual había que dejarla por el sitio. De hecho, aunque hice un más que aceptable crono, estaba lejos de los tiempos que me había marcado como objetivo. Después llegaba el primer entrenamiento cronometrado del CIV, aquí ya empezaba lo serio. Salí a intentar mejorar mi tiempo anterior, y lo conseguí, pero entre que las ruedas con las que salí tenía unas cuantas vueltas y la puesta a punto que no era la idónea me costo más de la cuenta bajar a 38, todavía por encima de mi objetivo, y lejos de los tiempos de cabeza (quedaba el segundo crono). El siguiente cronometrado volvía a corresponder al CIV, y en este ya tenía que hacer un buen crono para no salir muy atrás y así poder luchar por los puestos de cabeza en carrera.

Seguía peleándome más de lo debido con la moto para rodar rápido, aún así logré bajar unas décimas y hacer un 38 bajo, pero no lo que yo quería, ni lo suficiente para clasificarme en primera línea de parrilla para el domingo, pero bueno, al fin y al cabo estábamos en segunda línea y con una buena salida estábamos ahí.

La mejora llegó antes de la Superpole del Open Easyrace, gracias a Carlos Valduque e Ivan Hilario conseguí dar con la tecla y mejorar en la puesta a punto lo justo para rodar en los 37 que yo quería y así hace una buena SuperPole para intentar llevarme mi segundo reloj, en mi segunda participación en este campeonato. En la 1ª Superpole que salíamos todos los pilotos teníamos 18 minutos para clasificarnos entre los 9 primeros que eran los que se iban a jugar la pole y el famoso Reloj Cronos. Hice un 39,0 que aunque no era un tiempo espectacular, pero que sin arriesgar más de la cuenta me sirvió para clasificarme y poder dar todo en la Superpole 2 ya con una rueda en condiciones.

Y así fue, en esta SuperPole 2 salí en los 8 minutos que teníamos con la intención de llevarme el premio, la primera vuelta fue de calentamiento (hice 39), pero ya en la segunda apreté y marqué mi mejor tiempo haciendo 37,1 cuando lo vi en la pizarra sabía que me podía dar la pole y era difícil que me lo quitasen, incluso me dio tiempo a dar otra vuelta en la que volví a marcar un 37,8 corroborando que había puesto la moto por el sitio. Cuando pase por línea de meta y ví la P1 me dio un subidón de alegría puesto que había  conseguido mi objetivo: llevarme el reloj para regalárselo a mi padre, jeje, que contento se puso.

CARRERAS:

El sábado por la tarde era la del Open Easyrace y aunque había hecho la pole sabía que la carrera iba a ser una lucha sin cuartel con las motos de 1000cc, tenía claro que sin gente delante podía tener algo más de ritmo que ellos, pero es muy difícil correr con motos de más cilindrada, puesto que todo lo que ganas en las curvas y las frenadas se esfuma de un plumazo cuando llegan las rectas, y así vuelta a empezar. Además, en el segundo paso por línea de meta por no darme con la moto que me precedía tuve que alargar la trazada de entrada a recta saliendo por la arena y salvando una caída de milagro  a más de 160km/h. Aún así, volví a pista y puedo decir que disfrute como un enano luchando con 4 motos de 1000 con mi 600 durante toda la carrera, eso sí, estuvimos a punto de irnos al suelo unas cuantas veces debido a la pelea que mantuvimos, y que además se vio complicada en las últimas vueltas con los doblados. Al final, después de una lucha divertidísima conseguí entrar tercero de la carrera y primero de Supersport con bastante diferencia con respecto al segundo de las motos de mi cilindrada.

El domingo era mi Campeonato, el CIV, no salía desde primera línea, pero no estaba lejos, y gracias a las mejoras que había conseguido en la Superpole y la propia carrera del sábado sabía que podía estar con los de cabeza. Y así fue, hice una buena salida poniéndome 4º en la primera curva, durante las 3 primeras vueltas tuve varios adelantamientos con Mario que iba tercero, pero en la cuarta vuelta una bandera roja nos mando a boxes no sirviendo de nada lo hecho anteriormente.

Se volvía a hacer otra carrera, esta vez a 7 vueltas, pero mi sorpresa fue que no salíamos desde la posición en la que íbamos al paso por línea de meta antes de la bandera roja, sino que volvíamos a salir desde la posición de salida inicial por lo que volvía a la sexta posición de parrilla. Esta vez la salida no fue tan buena, perdiendo 5 posiciones, las cuales recuperé en las dos primeras vueltas, pero ya fue un poco tarde porque el grupo de cabeza me había sacado 3 segundos que se me hicieron mucho en las 5 vueltas que quedaban para acabar la carrera. En esas 5 vueltas conseguí rodar en todas en 37 por lo que dentro de lo que cabe me fui contento, pero me hubiera gustado salir bien para haber podido luchar por el podium del CIV.

Al final 4º del CIV, 3º del Manchego y 1º en ambos campeonatos de la subcateogoría Master por joven, jeje.

AGRADECIMIENTOS REIVINDICATIVOS

Para terminar quiero dar las gracias a mi chica que estuvo todo el fin de semana ayudándome (es mi primer fan),  a mi compi Nacho (Ignacio Ruiz Serrano) que después del gravísimo accidente que tuvo en la primera carrera del año, este fin de semana pudo pasar a verme y darme ánimos aunque todavía con muletas, pero ya prácticamente recuperado (te echo de menos en las carreras compañero), y por supuesto, a la única empresa que de verdad me ayuda económicamente y que sin ella no podría hacer esto que tanto nos gusta a todos y a mi en particular, la correduría de Seguros JJSeguros. Gracias por tu aporte económico y de verdad, mi único patrocinador (claro, la empresa es mía, jeje).

También he de decir, que hay otras empresas que me ayudan de una u otra forma aportando su granito de arena, pero que en ningún caso son patrocinadores como nos gusta decir a los que corremos como si fuésemos más importantes o mejores pilotos por tenerlos, pero la realidad es que a este nivel pocas ayudas se tienen, o pocas empresas de verdad se mojan. Es cierto que yo tampoco he buscado mucho, no tengo tiempo y estoy cansado porque en su día lo hice y casi siempre obtenía la misma contestación, pero humildemente creo que ya llevo unos años corriendo y haciéndolo de una manera más que aceptable: subiendo al podium prácticamente en todas las carreras en las que participo, incluso ganando varios campeonatos como el año pasado el RACE, en su día la COPA del MANCHEGO de SSP, varios subcampeonatos y bastantes campeonatos en la subcategoría de los jóvenes MASTER como para recibir alguna ayudita,  pero lo único que se reciben son palmadas en la espalda o llamadas para ver si quieres correr con tal o tal equipo, pero eso sí, a cambio de pagar y que pongas sus logos en tu moto. Ya se que las empresas están para ganar dinero, y los equipos también, pero si quieren que pongas en tu moto su logo, coño! que ayuden un poquito ¿no?. Es cierto que no salimos en la tele, ni vamos a llegar a ningún lado, ni van a tener una repercusión grandísima, pero en este mundillo en el que nos movemos todos nos conocemos y aunque no lo parece hay mucha gente que nos sigue y que al fin y al cabo terminan viendo lo que llevas en la moto o en el mono, puesto y se fían de lo que tu les dices. Cuando vamos a alguna rodada para entrenar la gente que va a rodar se acerca y te pregunta y sinceramente creo que a estas empresas algo o bastante les llega pero…

Bueno, lo siento por el tocho, pero me tenía que desahogar, es complicado estar en este mundillo, pero para los que no lo conocen tenía ganas de hacer saber que correr a este nivel y mantenerse durante varios años sin ningún tipo de ayuda, sin equipo detrás, yendo solito a las carreras cuando ves que tus rivales van con equipos detrás que les dan un gran soporte, pueden probar multitud de cosas y puestas a punto que a este nivel ya empiezan a marcar las diferencias, tienen recursos económicos, y un largo etc. para mí y para los que van como yo estar a su nivel supone un gran sacrificio y esfuerzo poco valorado, pero que hace que a uno le sepan mucho mejor los logros conseguidos. No se si con todas esas ayudas podría ir más rápido o mejorar un poquito más, me quedaré con las ganas de saberlo porque lo que tengo claro es que esto es un hobby y ya suficiente esfuerzo económico me cuesta como para encima tener que hacer otro gran aporte, y ni me voy a ganar la vida con ello, ni voy a llegar a ningún lado, simplemente disfruto como un enano y cada vez que me pongo el mono intento ser tan competitivo como el que más.

Entre esas empresas  que algo se mojan están Grúas Fernández y Michelin principalmente (gracias a las dos de verdad), que además lo llevan haciendo estos últimos años y que sin ellas junto a JJSeguros tengo claro que no correría, además de Escuela Lorenzo Competición Guadalajara que me deja entrenar y me hace mejorar pese a los pocos días que puedo ir debido al trabajo..

Y para terminar, no me voy a olvidar de un par de empresas que este año también han aportado su granito de arena,  Hell Performance y GVRacing.

 

Os dejo unas fotillos del finde que tanto he disfrutado, espero que os gusten.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *